1
estrés y reproducción asistida

fiv valencia testimonio reproducción asistida

Quiero dar un mensaje de esperanza y amor, el mismo amor que yo encontré en la Clinica FIV Valencia.

Soy una chica italiana de 30 años. Cuando pienso en mi niñez recuerdo la inocencia de aquel periodo, los gritos de los niños que jugaban conmigo: primos, hermanos, amiguitos… Me he ido criando rodeada por niños y quizàs por eso siempre pensé que querrìa tener a muchos hijos. Ya de niña tenìa ganas de ser mujer para cumplir mi sueño de maternidad.

Sin embargo cuando tenìa 14 años, es decir cuando todas las chicas se convierten en jovenes mujeres, me dì cuenta que mis amigas hablaban de algo muy misterioso, del que yo no tenìa ni idea. Me preguntaba entonces qué era la llamada “regla” y para qué servía tener ese dolor de cabeza y dolor de barriga.

“Ya de niña tenía ganas de ser mujer para cumplir mi sueño de la maternidad”

Un dìa mi madre me llamò para hablar un poco y me explicò qué era el ciclo mestrual y su importancia para procrear. Desde aquel momento esperaba que me bajara la regla para poder un dìa realizar mi sueño màs profundo de maternidad, para dar a mi hijo todo el amor que yo habìa recibido de pequeña. Desafortunadamente los dìas pasaban y nada. Mi madre me decìa que debía estar tranquila, que era muy delgada y que seguro dentro de poco tendrìa mi ciclo, pero los dìas se convirtieron en semanas, y las semanas en meses…

Fue entonces cuando mi madre tomò la decisiòn de llevarme a su ginecóloga para una visita, todo parecìa funcionar perfectamente pues la doctora me dio la pastilla y por fin tuve mi primera regla. No puedo describir mi felicidad: era una chica como las demàs y sobretodo un dìa iba a realizar mi sueno de tener a muchos hijos!!! Entonces no podìa imaginar el dano que aquella pastilla iba a provocarme: de hecho en los diez años siguientes mis ovarios y mi ùtero se atrofiaron del todo asì que el dìa en que decidì suspender la pastilla el ciclo sencillamente desapareció.

Empecé mi largo calvario de un doctor a otro, en mi región así como en las vecinas, pero nadie supo o quiso decirme nada, quizàs porque no tenìan el coraje. Asì, cuando tenìa 23 años hice una histeroscopia. Nunca podré olvidar el día del alta hospitalaria cuando el médico jefe sin decirme palabra me dio el informe con el diagnóstico de “menopausia precoz”. Pasé dìas y noches buscando informaciones sobre este asunto y màs leìa màs me asustaba. Al final estaba aterrorizada y sobretodo no podìa creer de no poder nunca realizar mi sueño de maternidad. No tenía ni idea de lo que hacer. Me sentía sola y rara.

A mi lado hace ya seis años mi marido, el hombre màs importante de mi vida, me escuchaba llorar en silencio porque no quería hacerme màs daño con sus preguntas. Recuerdo que durante un viaje de noche le dije a mi marido:”cariño no digas adiós a España, nosotros volveremos aquì”. Y eso pasó.

Pedimos un préstamo e hicimos cinco tentativos de fecundación en dos diferentes clinicas de Barcelona, pero nada. No eramos nada màs que un nùmero y una carta de credito. Sentìa ser una mujer inutil, incapaz de dar vida… Mi sueño me pareciò otra vez inalcanzable.

Esa sensaciòn permaneciò hasta diciembre de 2013 cuando navegando por internet leí muchas historias de mujeres con problemas como el mío que habían acudido a FIV Valencia. No lo pensé dos veces y aunque no tuvieramos casi dinero llamé por telefono y pedí un presupuesto. A atenderme una chica encantadora que hablaba italiano; su nombre es Ana y creo que desde el principio naciò un “feeling” especial con ella.

“En FIV Valencia contamos con la humanidad y las sonrisas que estábamos buscando”

FIVVbanertallerrecursos-07

Dentro de poco contestò a todas mis preguntas, me enviò el presupuesto y me puso en contacto por skype con el Dr. Forgiarini. Así fue que en enero de 2014 conocimos virtualmente a “nuestro angel”. Tras 4 meses cogimos un vuelo hacìa Valencia y por fin conocimos al Dr Forgiarini, a Ana, a Valeria y a todas las enfermeras. No tengo palabras para describir la humanidad y amabilidad de Ana y Valeria: nos hicieron sentir como si fueramos amigos desde siempre. Finalmente contamos en FIV Valencia con la humanidad, las sonrisas y las “caricias” que estabamos buscando.

El Dr Forgiarini, con delante todos nuestro informes medicos y nuestras analiticas, nos explicò palabra por palabra todo lo que tenìamos que hacer. Yo estaba super motivada y le contesté: Doctor yo lo haré todo para realizar mi sueño.

Una vez de nuevo en el hotel, mi marido y yo estabamos impacientes de empezar ya. Teníamos que hacer otras pruebas y sobretodo màs dinero, pero no queríamos desanimarnos: querìamos ser padres y ésto era todo. En el balcòn de aquel hotel donde veìamos toda la plaza del Ayuntamiento mi marido y yo pensamos lo mismo: lo lograremos!

Volvimos a Italia y pedimos un préstamo bancario… No fue nada facil obtenerlo pero al final lo conseguimos. Nada màs saberlo llamé la clinica para avisarlos que podìamos empezar! Justo pasaron unos dìas para que llegara la mail de nuestro angel con todo el plan terapeutico. No me lo podìa creer! Estaba todo escrito ahì. Desde aquel momento cada vez que tenìa una duda o un problema escribìa al Dr y él en persona me contestaba en tiempo real. Nuestro angel ha cuidado de nosotros y siempre nos ha dicho las cosas como estaban, sobretodo las negativas!, asicurandose que todo nos quedara claro. Al mismo tiempo nos ha tranquilizado todas las veces que nuestra, sobretodo mìa , ansiedad me bloqueaba.

Y finalmente llegò el tan deseado “okey” del Dr para realizar el transfer. Recuerdo que el dìa antes de viajar a Valencia toda mi familia vino para saludarnos y darnos un peluche y un dinero recogido por ellos con muchos esfuerzos para ayudarnos a realizar nuestro sueño. Aquella noche lloré como una niña sin parar, me sentìa agitada y tranquila al mismo tiempo; confiaba estar en buenas manos. El dìa de la salida mi preocupaciòn aumentò pensando que habìamos invertido todos los recursos a nuestra disposiciòn, es decir todo nuestro futuro, en este proyecto.

En hotel nos recomendaban los mejores restaurantes, pero nosostros preferimos siempre aquellos màs baratos. Estabamos felices y sobretodo tenìamos mucha confianza en nuestro ángel y en todas las personas maravillosas que trabajan con él. En los 7 dìas pasados en Valencia acudì a la clinica muchas veces porque el doctor querìa tenerme bajo control. Eso no me pesò para nada por que me sentìa “en familia”. Finalmente nos comunicaron el dìa del transfer: primero de julio! WOWWWWWWWWWWWWWW

“Ahora soy una mujer feliz y se lo debo todo a FIV Valencia”

fiv valencia embarazo

El dìa antes del transfer salì a comprar unos pendientes para todas las chicas de FIV Valencia y un pastel de caramelos para nuestro angel. No sé explicar pero aquella tarde en la terraza del hotel mi marido y yo eramos padres ya. Llegó el día 1 y casi me explota el corazòn por la emociòn . Recuerdo que di mis regalitos a las chicas y todas se los pusieron para traerme suerte! Entré al quirofano y vì en la pantalla mis potenciales bebés; el Dr nos explicò todo y màs miraba aquella imagén màs confiaba salir de allì embarazada. Me hicieron la ecografìa pero mi vejiga no estaba llena, tenìa que beber màs sin embargo el dispensador de agua estaba vacìo con lo cual fue el mismo Dr Forgiarini a cargarse uno lleno en su hombro para que yo pudiera beber. Una vez màs me demostrò su humanidad. Luego realizò el transfer y me dijo: los embrioncitos estàn dentro de ti.

Aquellas palabras me dieron ganas de llorar por la emociòn. Antes de dejar la clinica, tras unas horas de siesta en mi habitaciòn, me despedì de Valeria y Ana. La primera me deseò mucha suerte y la segunda me mirò en los ojos y me dijo: ¡seràs mamà! Pasaron apenas 9 dìas pero yo no podìa esperar màs e hice las analiticas y.. beta positivas!!!!!!!! Las palabras de Ana se hicieron realidad. Llamé la clinica y todos me felicitaron.

Ahora soy una mujer feliz y se lo debo todo a FIV Valencia. Es gracias a ellos que en este momento somos 3 escribiendo: mamà, papà y nuestro pequeño que no para de dar patadas!

Gracias FIV Valencia que para nosotros es sinonimo de seriedad, cortesia, atenciòn y sobretodo CORAZÓN CORAZÓN CORAZÓN!

Con mucho cariño

M&C

Share
This