1
¿Óvulos de laboratorio?

Los investigadores estadounidenses y escoceses que sorprendieron en febrero al mundo publicando en ‘’Nature Medicine’’que habían obtenido ovocitos provenientes de células madre de ovarios humanos congelados, han anunciado que han pedido permiso a la Autoridad de Fertilización y Humana y Embriología (HFEA), el organismo equiparable a la Comisión Nacional de Reproducción Asistida en Reino Unido, para fecundar dichos ovocitos con espermatozoides.

La bióloga de la Universidad de Edimburgo Evelyn Telfer, una de las firmantes del estudio ha explicado que, si el permiso se consigue en los cauces de tiempo habituales, la Fecundación ‘in vitro’ que se llevaría a cabo en la unidad de FIV del Edimburgh Royal Infirmary, podría tener lugar antes de fin de año.

La investigadora ha dejado muy claro, eso sí, que si de la FIV entre los ovocitos crecidos en laboratorio y el espermatozoide salen embriones viables, estos no se implantarán a ninguna mujer, sino que serán estudiados hasta los 14 días de desarrollo, el límite que marca la ley antes de decidir si se congelan o se dejan morir.

Para el director de la Clínica FIV de Valencia, Miguel Dolz, el hallazgo de Telfer y el biólogo de la Universidad de Harvard Jonathan Tilly, se trata de una línea de investigación “todavía experimental” que sin embargo abre la puerta a un sueño largamente anhelado, la posibilidad de revertir la menopausia.

Futuras indicaciones

Lo que los estadounidenses consiguieron el pasado febrero fue replicar lo que ya habían logrado en ratones. A partir de tejido de ovarios congelados de mujeres que se habían sometido a una operación de cambio de sexo en el Saitana Medical Center de Japón, lograron obtener células madre germinales que, cultivadas en el laboratorio, produjeron oocitos u ovocitos inmaduros. Cuando estos (marcados con fluorescente para distinguirlos de los ovocitos naturales) se insertaron en ovarios humanos puestos dentro de ratones, se vio que desarrollaban folículos y producían ovocitos.

Poder ‘fabricar’ ovocitos a partir de tejido ovárico con independencia de la edad de la mujer y, por lo tanto, de su reserva ovárica, sería una solución perfecta para muchos casos de infertilidad femenina que en la actualidad requieren de donación de ovocitos para poder gestar un niño.

“Este hallazgo nos alegra a todos y espero que no tarde muchos años en hacerse realidad”, comenta Dolz. Para este experto, en un principio se trataría de una técnica indicada para mujeres con menopausia precoz, aquellas que, por efecto de alguna cirugía, experimenten un fallo ovárico o las que se sometan a un tratamiento de quimioterapia y no hayan podido vitrificar sus ovocitos previamente para preservar su fertilidad.

El especialista considera que “si se quiere abrir la mente con estas cosas” podría incluso pensarse en una edad ilimitada para la maternidad. Dolz va más allá y explica que, aunque en este experimento las células madre se han obtenido de tejido ovárico congelado –lo que implicaría tener que hacer la extracción de la muestra a las pacientes si la técnica llega a ser una realidad-, en teoría también podrían conseguirse a partir de células madre de otro tejido o embrionarias.

En cualquier caso, investigador valenciano es tajante: “Estamos muy lejos de tener una aplicación práctica”, concluye.

Fuente: El Mundo

Share
This