1
madres solteras por reproducción asistida

Cada vez son más las mujeres que deciden dar el paso y ser madres solteras por reproducción asistida como elección. Son muy diversas las causas que llevan a esa decisión, pero están muy relacionadas con el ritmo de vida de las sociedades actuales. La formación académica, la carrera profesional o el asentamiento en el puesto laboral llevan a retrasar en muchas ocasiones la maternidad. Para la mujer la fertilidad tiene fecha de caducidad y, a veces, cuando llega el momento de ser madre no han encontrado una pareja adecuada con la que compartir ese sueño.

“Las mujeres que optan por ser madres solteras suelen ser mujeres seguras, con estabilidad emocional y que tienen claro que quieren tener hijos. Son mujeres competentes en su vida diaria, que se sienten plenamente capaces de llevar a cabo su deseo en solitario” explica Amalia Bayonas, psicóloga de FIV Valencia.

En FIV Valencia, ofrecemos a las futuras madres solteras la posibilidad de lograr un embarazo sin necesidad de depender de terceros, asumiendo este proyecto de vida con plena libertad y con las máximas garantías sanitarias en el proceso.

Cada caso es único y se estudia de forma individualizada para poder ofrecer el tratamiento que mejor se adecúe a cada paciente. Inseminación artificial o FIV con semen de donante, doble donación de óvulo y semen o embriorecepción de embriones son algunas de las opciones que adaptamos a las necesidades y a las características físicas de cada mujer.

“Ser madre soltera por elección no significa estar sola. Con frecuencia las mujeres que optan por este nuevo modelo de familia tienen mucho apoyo en su entorno por parte de sus familiares y amigos. Se trata de una decisión muy importante y es normal que en el camino de la reflexión asalten dudas, incertidumbres o miedos. En FIV Valencia acompañamos a las futuras madres durante todo el proceso y las preparamos para su nueva etapa”, concluye Amalia Bayonas.

Inseminación artificial o FIV

Dependiendo de la reserva ovárica de la mujer y del estado de sus óvulos, el tratamiento a seguir será el de la Inseminación Artificial o el de Fecundación in Vitro, ambas con semen de donante.
La Inseminación Artificial está indicada para mujeres con buena calidad ovocitaria, generalmente por debajo de los 38 años. La Fecundación in Vitro, por su parte, está indicada para aquellas mujeres que necesitan algo más de ayuda que una inseminación. Cuando los óvulos son escasos o de menor calidad, será necesario estimular, extraer, en algunos casos acumular, fecundar y transferir.

Embriorecepción o donación de embriones

Además de la Inseminación Artificial y la FIV, existe una tercera posibilidad para las mujeres que desean afrontar la maternidad en solitario. Se trata de recibir un embrión de otra pareja que ha decidido donarlo, porque ya ha cumplido sus deseos reproductivos.

La embriorecepción es un tratamiento muy sencillo. Solo requiere una mínima estimulación y la transferencia embrionaria. Esta opción debe de ser considerada en aquellos casos en los que los óvulos de la futura madre no son óptimos para la fecundación y se baraja la ovodonación.

Share
This