1
origen y evolucion de la inseminacion artificial

La inseminación artificial en nuestros días bien podría ser introducida por la mítica frase de cuento “érase una vez…”. Sabemos que el comienzo de la práctica de técnicas de reproducción asistida no nació como un cuento de hadas, pero quizá podamos haber hallado un paralelismo entre  inseminación artifcial y la Cenicienta.

Para comprender la evolución de esta técnica de reproducción asistida, en FIV Valencia, clínica de reproducción asistida en Valencia, hacemos un breve repaso por el origen y la evolución de este procedimiento.

El origen de la Inseminación Artificial

Antes de los años 70, la inseminación artificial era el único tratamiento de reproducción asistida que existía. Tendemos a pensar que es un procedimiento relativamente moderno, sin embargo una de las primeras referencias que tenemos de esta técnica es del siglo XV, en el matrimonio del Rey Enrique IV de Castilla, conocido como “El Impotente”, con Juana de Portugal.

Hasta mediados del siglo XVIII, se pensaba incluso que el embrión era “producto de la semilla masculina, que se nutriría en el suelo de la mujer”, pero el italiano Lazzaro Spallanzani defendió que tenía que haber una necesaria unión entre el óvulo y el espermatozoide para que se pudiera desarrollar el embrión. Spallanzani experimentó la fecundación en animales practicando una inseminación artificial entre canes con éxito, lo que abrió la mente del John Hunter, cirujano escocés, que en 1790 realizó la primera inseminación artificial en humanos, recogiendo el esperma de un hombre con y lo insertó en la vagina de su mujer.

Desde aquel momento, se fue avanzando en la técnica, consiguiendo cada vez mayores tasas de éxito, hasta que en el siglo XX se produjo el nacimiento de la fecundación in vitro (fuera del útero, en el laboratorio).

La Inseminación Artificial en la actualidad

Se podría decir que, a pesar de que la inseminación artificial nos ha acompañado a lo largo de la historia, ayudando a miles de parejas con problemas reproductivos, actualmente se ha estancado. Otros procedimientos con mayores tasas de embarazo, como la fecundación in vitro y/o la ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides), han hecho que la inseminación artificial se practique solo en algunos casos muy concretos y en mujeres menores de 38 años, ya que su tasa de éxito es mayor cuanto más jóvenes son los óvulos de la mujer. De ahí el paralelismo con la cenicienta. Inseminación artificial sí, pero antes de las 12.

En la reproducción humana, tenemos entre un 15 y un 20% de probabilidades de embarazo natural en cada ciclo. El último registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) refleja que, mientras que la tasa de éxito en España es de alrededor del 36% en tratamientos de fecundación in vitro/ICSI con ovocitos propios, y de un 55% en este tipo de tratamientos con ovocitos de donante, la inseminación artificial no supera el 20%, siendo siempre mayor el éxito en inseminación con semen de donante (según datos del Registro SEF 2014).

En FIV Valencia, expertos en fertilidad, contamos con un equipo de expertos en reproducción asistida que estudian cada caso de forma individual y ofrecen asesoramiento sobre qué técnica es la más adecuada para cada situación concreta. Si necesitas más información sobre los tratamientos de infertilidad, contacta con nosotros y te informaremos de forma personalizada.

Share
This