1
baja reserva ovárica

Este es el testimonio de una de nuestras últimas pacientes que ha logrado su sueño: embarazada de tres meses, a pesar de la endometriosis y su baja reserva ovárica (con óvulos propios).

ME GUSTARÍA QUE MI VIVENCIA PERSONAL Y NUESTRO TESTIMONIO, PUDIERA SERVIR A AQUELLAS MUJERES QUE ESTÁIS PASANDO POR UNA SITUACIÓN SIMILAR. NO OS DESESPERÉIS Y SED CONSTANTES HASTA EL FINAL PORQUE ESTE ESFUERZO Y SACRIFICIO MERECE MUCHO LA PENA

Desde que era una niña soñaba con formar una familia. Tras dos largos años de búsqueda de nuestro primer hijo, me diagnosticaron endometriosis y una baja reserva ovárica con 33 años. Seguidamente, nos informaron de la difícil probabibilidad de tener hijos biológicos y nos recomendaron la donación de óvulos. Ese día fue sin duda alguna el peor día de mi vida, me sentí en estado de shock y con un gran vacío interior.

Pensé que no tenía sentido hundirme, que debía consultar la opinión de otro profesional y buscar alternativas o soluciones a nuestro problema. Inmediatamente llamé a una amiga que había sido paciente en FIV Valencia y me recomendó solicitar una primera visita con el Dr. Dolz.

Nuestro primer día en FIV Valencia fue maravilloso, nos sentimos como en una gran familia, desde la atención recibida, el cariño de todo el equipo, el apoyo mostrado, pero sin duda el Dr. Dolz, con su calidad humana, su profesionalidad y perseverancia, nos devolvió la ilusión y nos abrió la puerta a la esperanza. Mi marido y yo salimos muy optimistas de esta primera consulta, jamás la olvidaremos ya que nos informaron que otra paciente con el mismo diagnóstico había conseguido tener dos hijos biológicos y que desde luego, merecía la pena intentarlo.

A partir de entonces esta búsqueda se convirtió en la mayor de nuestras prioridades, sabíamos que sería un camino de incertidumbre pero nunca dejamos de perder la ilusión en que lo conseguiríamos.
Tras cuatro meses de tratamiento, llegó uno de los días más felices de nuestra vida, Elena nos comunicó que estaba embarazada, fue sin duda un momento que jamás olvidaré además de su cariño y dulzura.

Estoy embarazada de tres meses y estamos esperando una niña. Este es el mayor regalo que la vida nos podía dar y gracias a FIV Valencia hemos podido cumplir nuestro sueño de ser padres. Estaremos eternamente agradecidos a todo el gran equipo de profesionales.

Share
This